Image 03

Oculares

 

Un ocular es un dispositivo óptico compuesto de una o varias lentes que se coloca cerca del punto focal del objetivo con el fin de ampliar las imágenes observadas. Los aumentos dependen de la longitud focal del ocular: a menos longitud focal mayor aumento.

Los elementos ópticos (lentes) están protegidos por una carcasa que incluye en uno de los extremos una parte cilíndrica destinada a encajar en una abertura en el cuerpo del telescopio practicada con este fin. La imagen se enfoca moviendo el ocular más o menos cerca del objetivo. La mayor parte de los telescopios incluyen un mecanismo que permite el enfoque del ocular sin necesidad de manipularlo directamente.

El ocular a utilizar en cada momento dependerá de los aumentos que queramos obtener, del campo aparente que queramos abarcar o de una combinación de estos u otros factores.

 

oculares

 

 

 

Parámetros de un ocular :

Distancia focal del ocular

Diámetro externo

Campo aparente

Eye relief (relieve ocular o alivio del ojo)

 

Distancia focal del ocular :

Es la distancia entre el foco y la lente del ocular y se mide en milímetros. Los aumentos que proporciona un telescopio está en función de la distancia focal del ocular: cuanto menor sea esta mayor será el aumento. Los aumentos se calculan así:

Aumentos = Dist. Focal Objetivo / dist. focal ocular

Supongamos un telescopio de 203 mm (8”) de objetivo y 2032 mm de distancia focal, entonces el ocular de 25 mm. proporcionará : 2032 / 25 = 81.3 aumentos mientras que el ocular de 6 mm. proporcionará: 2032 / 6 = 338.7 aumentos.

 

Diametro externo :

Es el diámetro del tubo del ocular que se insertará en el portaocular del telescopio. Se suelen medir en pulgadas. Existen tres medidas:

0.96" (24.38 mm.)

1.25" (31.75 mm.)

2" (50.8 mm.)

La más habitual entre los telescopios de aficionado es la de 1.25 “ . Los de 0.96 “ se usan sólo en telescopios de bajo coste mientras que los de 2 “ suelen usarse en telescopios de alto rendimiento.

 

Campo aparente :

El campo visual aparente de un ocular es el diámetro angular, expresado en los grados (°), del círculo de cielo que el ojo ve al mirar a través del ocular. La mayoría de los oculares tienen un campo aparente de 40° a 50°, ya que este es el campo que abarca el ojo humano por lo general.

Hay que distinguir claramente entre el campo aparente del ocular y el campo visual verdadero (el tamaño real en grados del trozo de cielo que estamos observando con el telescopio). Lógicamente el campo verdadero será más pequeño cuanto mayor sean los aumentos con los que estemos observando. Se puede establecer una relación aproximada entre el campo aparente y el campo verdadero con la expresión:

Campo verdadero = Campo aparente / Aumentos

Una forma empírica de medir el campo verdadero es dejar el telescopio estático y medir el tiempo en segundos que tarda una estrella en atravesar el campo visual del ocular (de un extremo al otro, pasando por el centro del mismo). Este tiempo lo dividimos por 2 (ya que lo que interesa medir es desde el centro del campo visual al extremo) y el resultado es el campo visual aparente en minutos de arco (para obtenerlo en grados simplemente dividimos por 60)

Supongamos que tenemos preparado nuestro telescopio con un determinado ocular. Tenemos que elegir una estrella cuya declinación sea próxima a los 0º y empezar a observarla en el extremo izquierdo del ocular. Empezamos al medir el tiempo que, debido al movimiento aparente del cielo, tarda en atravesar todo el campo visual del ocular. Supongamos que finalmente son 120 segundos. Dividiendo por 2, obtenemos 60 que serán los minutos de arco del campo verdadero ( en grados, dividimos por 60, y obtenemos 1º )

Es importante tener claro el concepto de campo visual aparente que ofrece el ocular. Por ejemplo, supongamos que tenemos dos oculares que ofrecen los mismos aumentos pero uno de 30º y otro de 60º de campo aparente. Cuando observemos con el ocular de 60º obtendremos los mismos aumentos que con el de 30º, pero en el primer caso veremos mucha más cantidad de cielo que en el segundo.

Campo aparente con un ocular de 30

Campo aparente con un ocular de 60

Estas dos imágenes tienen los mismos aumentos, sin embargo el ocular de 60º de campo aparente permite ver “mas cosas” que el de 30º.

Existen oculares que ofrecen campos aparentes aún mayores, de 85º en algunos casos, sin embargo hay que tener en cuenta que, por lo general, el ojo humano sólo es capaz de abarcar entre 50º y 60º de un solo vistazo, por lo que si se utiliza un ocular de amplio campo de 85º será necesario “pasear” el ojo por el ocular para ver todo el campo.

Campo aparente con un ocular de 85

 

Eye Relief (Relieve Ocular) :

Otro parámetro importante de un ocular es el “eye relief” (a veces traducido como “relieve ocular”. Su traducción literal sería “alivio del ojo”) es la distancia (en mm.), medida desde la superficie de la lente del ocular, a la que el ojo obtiene un ángulo de visión completo. Si el observador se aleja de esta distancia entonces el campo de visión se reducirá. En general cuanto mayor sea el eye relief mas cómoda será la observación, y esto es particularmente importante para las personas que usan gafas. A ellos les vendrá bien un ocular que ofrezca al menos 1.5 o 2 mm. de eye relief.

De forma genérica, cuanto mayor es el aumento que ofrece el ocular más corto es su eye relief.

Eye Relief